Presentación y objetivos

El curso va dirigido a todos los técnicos del sector de la edificación, que requieran formación en el manejo de la instrumentación necesaria, así como de la información a generar a partir de los datos recogidos, para realizar una auditoría energética en un edificio, pero también para los Técnicos Ayudantes del proceso de certificación energética (según el RD 235/2013), así como para técnicos en el sector industrial, ya que muchos instrumentos son comunes y, por lo tanto, también su manejo y el tratamiento de la información que aportan en procesos transversales en la industria.

 

Se atribuye a Kelvin la siguiente cita:

"Lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre".

Como ingenieros y profesionales del área de la eficiencia energética, podríamos concluir que lo que no se mide, no existe.

Por lo tanto, hay que medir y hay que hacerlo correctamente,entendiendo por correctamente que la medición debe ser lo más exacta, rigurosa y fiable posible y debe permitir extraer conclusiones para el análisis.

El objetivo del curso es, en primer lugar, formar a técnicos en el manejo correcto de la instrumentación necesaria para la recogida de datos en el proceso de una Auditoría Energética. Pero también es importante capacitarles en el empleo de herramientas y programas informáticos, que les permita realizar un primer análisis de los datos recogidos, discriminando los verdaderamente útiles y, presentarlos de forma que faciliten, realmente, la labor posterior del Auditor a la hora de realizar el diagnóstico y la propuesta de mejoras de la Auditoría Energética, lo que sin duda redundará en la calidad de la propia Auditoría. Finalmente, en esta faceta de apoyo, ayuda y colaboración con el Auditor, se revisarán los procedimientos y trámites administrativos, así como la documentación relacionados con los procesos posteriores a la entrega al cliente de la Auditoría Energética (registro, inspección, etc.).

Es decir, se trata de formar a un profesional que conoce perfectamente la instrumentación que maneja, pero que además, aporta criterio y capacidad de gestión para apoyar la labor del Auditor en beneficio de la calidad de las propias Auditorías Energéticas.